Chutney de nalcas

Una mermelada agridulce para chuparse los dedos…para acompañar carnes es lo máximo y para regalárselo a alguien también!

 

Ingredientes (para 500 grs)

  • 400 g de nalca
  • 1 cebolla mediana
  • 2 cm de jengibre
  • ½ taza de azúcar rubia
  • ½ taza de vinagre de manzana
  • 1 chorrito de aceite
  • Especias enteras: cardamomo, clavos de olor y pimienta

Preparación

Picar la cebolla en cuadraditos pequeños. Pelar y cortar la nalca en cuadrados como dados. Rallar el jengibre fino. En una olla poner la cebolla con un poco de aceite y rehogar por unos minutos. Agregar el jengibre y rehogar por un minuto más. Incorporar la nalca y revolver, para luego agregar el vinagre y el azúcar.

En un mortero machacar las especias y ponerlas en una bolsita de tela o en un infusor de té. Lo anterior permitirá retirar las especies cuando se estime y así darle el sabor justo al chutney. Poner el contenedor con las especias en la olla.

Dejar la olla destapada a fuego bajo revolviendo y probando de vez en cuando. Sacar la bolsita con las especias cuando la mezcla esté bien condimentada (a gusto). Cuando se absorba casi todo el líquido sacar del fuego.

Se puede consumir una vez frío acompañando carnes o se puede conservar y guardar. Para lo segundo, se debe envasar caliente en un frasco de vidrio bien lavado y sellar como si fuera una mermelada.

 

También te podría interesar

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *